Imagina quitando grasa de tu pierna y diciéndole a tu brazo que lo use como combustible, eso es lo que sucede en un modo extraño. Verás, el  ayuno hace que las células sean más eficientes cogiendo y utilizando la grasa, el ayuno no se trata sólo de un déficit calórico,  comprimiendo tu ventana de alimentación, ¡no!. Se trata más de cómo las células se acostumbran a usar la grasa de una manera diferente.

Para producir energía en tu cuerpo, necesitas tener lo que se llama ATP que es tu gasolina, literalmente, es tu fuente de combustible ¿ok?. Ahora, cuando tienes ATP puedes convertirlo en energía  pero, cuando estás en ayunas, es muy difícil crear ATP, tu cuerpo no puede sintetizar nuevo ATP de manera muy eficiente porque no estás consumiendo comida (necesitamos dinero para ganar dinero y se necesita energía para producir energía ¿verdad?).

Entonces, lo que termina sucediendo es que tu cuerpo acciona un interruptor llamado AMPK, bien, este interruptor de energía activa un montón de cambios diferentes en el cuerpo  que, van desde el metabolismo de la glucosa hasta todo lo demás pero, hace algunas cosas realmente interesantes a nivel celular con la grasa.

Tus células grasas tienen la capacidad de alcanzar el torrente sanguíneo y agarrar las grasas que están bajando , son como un policía al lado de la carretera controlando el paso de coches con un radar uno por uno, así es como funcionan nuestras células cuando están buscando grasas, grasas que pasan por nuestro torrente sanguíneo, de vez en cuando pueden atrapar una y traerla, bien, resulta que una vez que este AMPK se activa porque estamos ayunando tenemos una red mayor que podemos lanzar al torrente sanguíneo para atrapar más grasa, se llama CD36 y hay estudios que muestran que, ayunar eleva la AMPK y la AMPK aumenta el nivel de los CD36 a nivel de la membrana plasmática, tenemos más redes, tenemos redes más grandes para atrapar la grasa.

Una vez que la grasa entra en la célula, el trabajo no está hecho, esa grasa tiene que transferirse  a través de una segunda membrana y, no siempre entra en la matriz mitocondrial donde sucede la magia. Bien, resulta que  una vez la AMPK es activada por el ayuno, tiene más CPT-1. Imagina, la grasa está cruzando por la carretera, toma la salida y se mete en la membrana de la célula pero, está atascada entre tanto tráfico así que aparca y necesita un autobús para llegar hasta el final de ese CPT-1k, la saca del atasco y la trae al centro de la célula donde se descompone  y se utiliza para obtener energía, pasa a través de esa oxidación del ácido graso donde realmente podemos crear energía legítima a partir de nuestra propio tejido almacenado y, todo ese proceso se ha realizado significativamente más eficiente cuando la gente dice que  el ayuno no tiene un efecto metabólico, que sean solo calorías saliendo y entrando y, se olvidan del hecho de que estamos haciendo que nuestros cuerpo sean más eficientes y más aptos para usar esa grasa. Así es como el ayuno hace que tus células anhelen grasa.

La información contenida en esta página web sólo tiene fines educativos y, no tiene la intención de diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad. Consulta a tu médico antes de realizar cualquier cambio en tu dieta o modificación en tu tratamiento.

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la política de cookies. Si continúa navegando está aceptándola.